Kinesiologia Emocional 

Kinesiologia Emocional 
El Sistema GABRIEL® agrupa y modifica muchas técnicas con un solo propósito: reequilibrar el sistema emocional. Se trata de una síntesis de varias técnicas en la cual se ha seleccionado lo mejor de cada una de ellas y se han modificado algunos parámetros para acoplarlos a otras herramientas. El objetivo fundamental del Sistema GABRIEL® es la apertura de las emociones, para provocar en el paciente un proceso de autocuración emocional. Algunas de las técnicas que se emplean incluyen Flores de Bach, técnicas craneales, técnicas de auriculopuntura emocional y técnicas de liberación fascial sobre los órganos, técnicas de crecimiento personal, reequilibrado del sistema
energético, utilizamos las aperturas emocionales para que el ser busque en su interior el reencuentro con su yo interno y su parte mas espiritual, recopilación de información por medios de imágenes, técnicas de hipnosis y sugestión. Se introducen técnicas de kinesiología aplicada y holística para el testaje. Con ello se testan las emociones y los pensamientos, a través de la simbología que llevamos arrastrando desde nuestros antepasados. Es cierto que nuestro cuerpo enferma a nivel físico, pero también enfermemos en un nivel energético y espiritual. El origen de muchas enfermedades se encuentra en problemas emocionales o en las dudas espirituales. Nuestras emociones nos acompañan durante todo el recorrido de esta vida. Si no fuese por ellas no tendríamos ganas de vivir o de luchar por las cosas. ¿Cuántas emociones vivimos a lo largo de un día? ¿Cuántas sensaciones agradables y desagradables experimentamos cotidianamente? ¿Cuáles son esas sensaciones? Ver algo que no nos gusta, oír palabras que nos alteran. Una palabra puede provocar que arranque una emoción. Puede tratarse de odio, miedo, amor, frustración, etc. Algo similar pasa con las imágenes. Muchas de nuestras emociones más internas pueden venir “de fabrica”, desde que éramos dos células. Éstas son emociones que hemos vivido partiendo de emociones que ha vivido nuestra madre mientras estábamos en su interior. Leonardo da Vinci reflejó en una de sus láminas las emociones desde el punto de vista de la madre. Pero no solo se perciben las emociones de la madre, sino también las derivadas de todo aquello que la rodea. Nuestras emociones pueden tener un origen hereditario, partiendo del patrón de herencia emocional genética o hereditarias. En muchas ocasiones cargamos un rol emocional desde nuestros antepasados, que nos influye irremisiblemente. Hay muchas situaciones emocionales que no recordamos a nivel consciente, pero nuestro cuerpo posee una memoria infinita. GABRIEL® utiliza una técnica que, partiendo de una sugestión, de la posición fetal y realizando unos movimientos a nivel del cráneo del paciente, le induce a revivir estados emocionales experimentados durante la vida fetal y el nacimiento. Realizando diferentes presiones en el cuerpo, en posturas concretas, se reviven momentos desagradables de esa etapa de nuestro ser. Podríamos escribir libros enteros sobre las emociones y sobre cómo nos afectan, pero lo más importante es ser conscientes de ellas. El S.G. utilizamos la química de productos 100% naturales para crear un equilibrio interno partiendo de la fitoterapia, flores de Bach, aminoácidos, sales de schussler, entre otros productos. Debe determinar que el ser humano no es solo un estado físico si no también químico y el S.G. ​contempla esto desde una visión muy importante. Debemos tener en cuenta que muchísimo estado de enfermedades viscerales es ocasionado por esas emociones que llevamos dentro durante tiempo y el S.G. lo que hace es detectar esa emoción y solucionarla por medios de sus técnicas emocionales y con la ayuda de la parte química. El sistema recoge que el ser humano es dueño de su actos y pensamiento y con
​un trabajo interno y crecimiento personal y espiritual, podemos sacar a esa persona de su bucle infectado durante tanto año que ha provocado una disfunción estructural, visceral o mental.
​​